sábado, junio 15, 2024

Rumbo a una vida saludable: consejos de un entrenador personal para transformar tu cuerpo

Comparte este artículo

Consejos de un entrenador personal para ponerte en forma

Ya sea por falta de motivación hacia el ejercicio, por falta de interés, por el deseo de obtener una rutina o programa y un seguimiento más personalizado, la búsqueda de resultados se puede obtener con la ayuda de un entrenador personal.

En este artículo explicamos cuáles son las razones por las que recurrir a un entrenador personal puede ser tan beneficiosa para satisfacer tus necesidades y garantice una salud óptima.

Beneficios de tener un entrenador personal

Motivación

La motivación suele ser más fácil de encontrar con un entrenador personal.

Hacer ejercicio en el salón, al aire libre o ir al gimnasio supone un gran esfuerzo para algunas personas que a veces prefieren no hacerlo.

Sin embargo, la motivación para ejercitarte podría ser sustentada con la guía de un entrenador personal. «El hecho de saber que alguien te espera puede hacer que te levantes y asistas al gimnasio con más facilidad»

Los entrenadores personales están allí para animar al cliente y guiarlos a mantener viva la motivación.


Formación personalizada

Hay muchos programas de formación disponibles en Internet, pero no son adecuados para todo el mundo, especialmente si se tienen problemas de salud.

El entrenador personal dedica el tiempo necesario para determinar los objetivos realistas a alcanzar según las necesidades de cada cliente, evalúa la condición física, establecer un programa de entrenamiento personalizado y «a través de todo esto, ayudar al cliente a desarrollar el placer del entrenamiento».

Formación personalizada


Avanza más rápido hacia tu objetivo

El entrenamiento personal puede ayudarte a alcanzar los objetivos más rápidamente. Con este tipo de apoyo y asesoramiento, la persona que se entrena se verá recompensada con los frutos del esfuerzo y los progresos animarán a continuar.

Al seguir un programa personalizado y teniendo en cuenta las capacidades y limitaciones de cada cliente, es importante establecer ciertos objetivos realistas y un plazo para alcanzarlo.

Además de proporcionar siempre el nivel de esfuerzo adecuado, así como aumentar las rutinas en el momento indicado, motivar a realizar los ejercicios y no quedar en la zona de confort con el estímulo y la orientación de cada entrenador, el progreso será más rápido.


Limita el riesgo de lesiones

Durante el entrenamiento, el entrenador puede corregir los movimientos, las posturas o el exceso de intensidad que podrían provocar una lesión.

El entrenador está siempre disponible para responder a las preguntas, hacer una demostración o realizar el ejercicio con el cliente para asegurarse de que se realiza de forma segura.


Otros puntos a tener en cuenta al elegir un entrenador personal

Cuando se trata de contratar a un entrenador personal, hay muchas opciones.

Te ofrecemos algunos consejos para encontrar el más adecuado a tus necesidades:

Establece tu objetivo

Para elegir un entrenador personal, primero debes establecer el objetivo que deseas alcanzar, que se corresponderá con la especialidad del entrenador que elijas: pérdida de peso, mantenerte activo durante y después del embarazo, rendimiento deportivo, fitness, rehabilitación, etc.


Buen contacto

Lo más importante es que haya un buen contacto entre el cliente y el entrenador. La comunicación también es clave, por ejemplo, si al cliente no le gusta que le toquen, los estiramientos asistidos no serán adecuados, y si no le gusta un ejercicio sin informar a tu entrenador, tu motivación se verá afectada.


¿El entrenador está cualificado?

Cualquiera puede convertirse en entrenador personal, por lo que es importante preguntar por sus cualificaciones. Esto es especialmente cierto cuando la persona sufre problemas de salud, ya que el entrenador debe tener los conocimientos necesarios para establecer un programa que respete tu estado físico y tus limitaciones.


¿Dónde entrenar?

También es importante determinar un lugar para entrenar. Si no es posible hacerlo en casa o en un parque cercano, por ejemplo, el entrenador puede tener acceso a un gimnasio o a su propio espacio.

Los centros deportivos, suelen ofrecer los servicios de entrenadores personales y luego proporcionan a los clientes no sólo el espacio, sino también el equipamiento necesario.


Un programa personalizado

Cada persona es diferente y tiene particularidades de salud que hay que tener en cuenta a la hora de entrenar.

Así que es mejor dar prioridad a un programa personalizado. Teniendo en cuenta tu estado de salud, tu condición física y tus objetivos. Un aumento de peso rápido, una pérdida de peso a largo plazo o un vientre plano para el verano. Si buscas un entrenador personal, probablemente sea porque ya estás buscando rutinas personalizadas.

También es una buena idea, una vez establecido el programa, que el entrenador lo haga contigo para asegurarte de que estás haciendo los ejercicios correctamente. De este modo, hay menos posibilidades de lesiones y mejores resultados.


¿Has elegido el entrenador correcto?

Un buen entrenador que se preocupe por tu salud te ofrecerá un seguimiento y te controlará en ocasiones.

Además, asegúrate de que te llevas bien con él. Es importante sentirte escuchado y de confianza para conseguir resultados concluyentes. Si no te motiva a continuar, cambia de entrenador.

Si aparece un dolor físico o una lesión, habla con él de inmediato, y si no te ofrece cambios en tu programa o rutina, empieza a sospechar.

 

4.9/5 - (44 votos)

Otros artículos interesantes

Últimos artículos publicados