sábado, junio 15, 2024

Problemas en Cerraduras: Causas Comunes y Soluciones Efectivas

Comparte este artículo

Soluciones prácticas para resolver problemas con cerraduras y llaves

¿Tienes problemas para sacar la llave o girarla en la cerradura? ¿Cuáles son las razones de este problema? ¿Existen soluciones o trucos para liberar una cerradura o es absolutamente necesario cambiarla? No obstante, una cerradura puede atascarse si está llena de suciedad u óxido, así como si se ha roto una llave en ella. Una cerradura atascada también puede causarla una mala alineación.


¿Por qué puede atascarse una cerradura?

Una cerradura puede atascarse debido a un mal funcionamiento del cilindro. Esta parte esencial puede estar fabricada de un material de mala calidad y, por lo tanto, no se mantendrá correctamente con el paso del tiempo.

Si tu puerta tiene una cerradura de baja calidad, es muy posible que la cerradura funcione mal después de algún tiempo, siendo la primera señal que la llave sea difícil de introducir o girar.

Aunque puedes intentar repararlo tú mismo te recomendamos que te asesores con un cerrajero profesional. También es recomendable que pidas varios presupuestos, ya que las diferencias de precio pueden ser importantes.

La cerradura es sin duda uno de los últimos elementos de una vivienda en los que piensas para su mantenimiento. Sin embargo, la falta de mantenimiento también puede ser la causa de un bloqueo en la cerradura.


¿Causas de que se atasque la cerradura?

Estas son algunas de las causas y soluciones cuando nos encontramos ante una cerradura atascada:

Una cerradura atascada

Si tienes dificultades para accionar la cerradura de tu puerta, es muy posible que esté atascada. La suciedad y el polvo se terminan acumulando dentro de la cerradura haciendo que se atasque, aumentando las posibilidades de que la llave se rompa al forzarla.

La solución para una llave que se atasca porque está sucia, es lubricarla con un producto a base de grafito específicamente diseñado para cerraduras.

¿Causas de que se atasque la cerradura?


Una cerradura congelada

Las heladas en invierno es una de las consecuencias principales de una cerradura atascada.


Otras causas por las que una cerradura puede estropearse

  • Puerta deformada: Una puerta que ya no está a escuadra con su marco, aunque sea por unos milímetros, es también una de las causas de una cerradura atascada.
  • Si tu llave no es original: El uso prolongado de una llave que no sea original puede terminar deteriorando la cerradura, puede empezar atascándola y terminar bloqueándola. Es aconsejable contactar con un cerrajero profesional para que te ofrezca el asesoramiento adecuado y te den la garantía de que la llave sea original.
  • Desniveles del suelo: también puede ser responsable de un bloqueo. El pequeño orificio que sujeta la barra metálica de una cerradura multipunto puede obstruirse con portazos o desniveles del suelo.
  • Una cerradura atascada también puede coincidir con un intento de robo, ya que el ladrón puede haber manipulado la cerradura, aunque no haya podido entrar en tu vivienda.

Llave rota dentro de la cerradura

La llave rota en una cerradura es una situación de emergencia a la que tendrás que hacer frente rápidamente. Tu primer instinto puede ser llamar a un cerrajero profesional, en algunos casos puedes resolver el problema tú mismo, con herramientas que probablemente tengas en casa.

A continuación, explicamos cómo se retira una llave rota de una cerradura:

  • Comienza por rociar un lubricante de grafito en el orificio de la cerradura. Esto será especialmente útil si la cerradura ha sido difícil de abrir o cerrar recientemente.
  • Introduce la punta de unos alicates de punta en la ranura de la cerradura, intenta coger la llave rota y tira de ella con cuidado. Esta técnica es más probable que funcione si es la cabeza de la llave la que está rota.
  • Si no puedes hacerlo con el alicate, desliza la hoja de una pequeña sierra de corte en la ranura de la cerradura con los dientes apuntando hacia abajo. Empuja suavemente hasta que sientas que los dientes de la cuchilla cogen uno de los dientes de la llave. A continuación, retira lentamente la hoja de la sierra de la ranura de la cerradura, llevándote la llave con ella.

Soluciones para desatascar una cerradura

Los aficionados al bricolaje pueden intentar desmontar la cerradura para limpiarla a fondo, siempre es mejor contar con el asesoramiento de un cerrajero profesional.

No se recomienda el uso de aceite para lubricar la cerradura, ya que puede ensuciar aún más el mecanismo de la cerradura. Es mejor utilizar un lubricante especialmente diseñado para cerraduras, siguiendo las instrucciones de uso. Es aconsejable lubricar la cerradura antes del invierno como precaución.

  • En caso de que la puerta se deforme por los cambios de temperatura, intenta nivelarla para prevenir que la cerradura se atasque.
  • Si pierdes la llave, ponte en contacto directamente con el fabricante, que podrá proporcionarte una llave original.
  • Considera la posibilidad de aspirar la parte inferior del marco de la puerta para eliminar el polvo que pueda estar obstruyendo el punto de anclaje.
  • Elimina cualquier pintura que se haya aplicado a la barra metálica y a la cerradura, que pueda estar interfiriendo con el correcto funcionamiento de la misma.

Si a pesar de estos consejos tu cerradura se sigue atascando, te recomendamos contactar con los servicios de una empresa de cerrajeros profesionales.

4.9/5 - (44 votos)

Otros artículos interesantes

Últimos artículos publicados